Manteca de Karité Pura Desodorizada


Manteca de Karité Pura Desodorizada

15,50 €
13,50
Se ahorra 13 %
Precio con IVA incluido
 


Formas de entrega posibles: España Península- MRW, América - Paquete Internacional Económico, Portugal solo Azores y Madeira - Paquete Internacional Económico, España solo Baleares, Canarias, Ceuta y Melilla y Andorra - Correos Express, Europa resto de países, España Península (PARA CANJEAR CUPÓN), Cliente Vip, Gasto de envío fijo B2B, Recogida en tienda

Manteca de Karite Pura Desodorizada

INCI: Butyrospermum Parkii Butter

Para obtener la manteca de karité pura, se extrae primero del fruto seco por presión,en frio y luego se purifica y desodoriza  con la ayuda de vapor a cierta temperatura, gracias a este proceso se consigue una manteca libre de olor y color. 

Gracias a sus propiedades en el cuidado de la piel, la manteca de karité se utiliza a menudo en los productos cosméticos, en particular para la piel seca y propensa a las alergias. Crea una sensación de piel suave y agradable, evita que la piel se reseque, acelera la cicatrización de heridas superficiales de la piel y calma irritaciones.

Tiene efecto de protección solar a través de sus propiedades hidratantes y hace que la piel se sienta suave y lisa.

Es regenerador celular natural y previene el envejecimiento de la piel y el cabello, intenso y duradero poder hidratante y nutritivo en rostro y cuerpo, con grandes propiedades suavizantes y reestructurantes en arrugas y estrías.

Regenera los cabellos secos y estropeados, ayuda a proteger la piel de las radiaciones UVB y UVA actuando como protector solar, antes y después del bronceado, protegiendo a la piel del sol y del frio.

 

Descripción: Grasa vegetal extraída de la semilla del árbol del karité (Butyrospermum parkii Kostchy, fam. Sapotáceas), un árbol de África Central. 

Datos Físico-Químicos: Masa de apariencia grasa, de color blanco cremoso. Insoluble en agua, poco soluble en etanol, soluble en cloroformo. 

Punto de fusión: 28 – 45 ºC. 

 

Propiedades y usos de la manteca de karité: 

Es un agente emoliente natural que protege la piel y el cabello de la radiación solar, proporciona una textura suave y aterciopelada a la piel, y da brillo y suavidad al cabello. La extracción de esta manteca se puede realizar mediante varios procedimientos, aunque de manera general, se hace a partir de huesos liberados de la carne del fruto y puestos a secar al sol durante varios meses. 

El procedimiento tradicional consiste en hacer hervir en agua los huesos previamente triturados; las materias grasas emergen y son recuperadas al enfriar. Con la aplicación de este proceso se obtiene, sin embargo, un bajo rendimiento en grasa, y en la actualidad se prefiere un proceso de prensado de los huesos a temperatura controlada. 

El cocido previo de la almendra es absolutamente necesario y permite un mejor rendimiento en insaponificables. La manteca de karité está compuesta en su mayor parte por triglicéridos, sin embargo, contiene una mayor proporción de la mezcla heterogénea de componentes menores que constituyen la fracción insaponificable. 

Los principales constituyentes de la fracción insaponificable son los alcoholes triterpénicos, hidrocarburos insaturados, y fitoesteroles. Entre los primeros, que constituyen entre el 65 y 70% del insaponificable, se han identificado como componentes mayoritarios el lupeol, brasseol, alfa- y beta-amyrina, y parkeol. Respecto a los hidrocarburos, destaca una fuerte proporción de kariteno, hidrocarburo sólido poliisoprénico, (C5H8)n.

La manteca de karité, muy rica en hidrocarburos insaturados, es muy sensible a la oxidación, pues los tocoferoles naturales que contiene se encuentran en muy poca cantidad. A su punto de fusión y a su elevado contenido en insaponificable (hasta un 17%), la manteca de karité debe sus propiedades medicinales tradicionales (protección de la piel contra la intemperie y el sol, irritaciones superficiales, quemaduras, cortes, etc…). 

El principal interés para su aplicación en estos campos reside en su fracción insaponificable. Particularmente en cosmética, frente a la utilización de ínsaponificables aislados de aguacate y de soja, de muy elevado precio, el alto contenido de la manteca de karité permite la utilización directa de la grasa en la formulación. Además, sus características físicas permiten su fácil aplicación y rápida absorción, contribuyendo igualmente a mejorar el aspecto de la piel. 

Por otra parte, estudios realizados a nivel clínico, demuestran que la manteca de karité no sólo es efectiva como protector de la piel ante la acción de agentes externos, sino que destaca entre sus propiedades más características una potente acción cicatrizante obteniéndose resultados más rápidos que los conseguidos hasta el momento con la utilización de pomadas corticoides grasas. Otro interés está en su elevado contenido en ésteres triterpénicos del ácido cinámico, que actúan como una eficaz pantalla de los rayos ultravioletas de longitud de onda entre 296-300 nm, que son los más activos en el desarrollo de eritemas solares. 

 

Dosificación: 
Al 1 – 5 % en productos para la piel seca y sensible, productos solares, productos labiales, y champús y acondicionadores para el cabello seco y opaco. 
Al 1 – 20 % como regenerador de la piel. 
Al 100% como bálsamo para masajes, quemaduras, o reuma. 

 

Conservación: En envases bien cerrados. PROTEGER DE LA LUZ.

Accesorios

Producto Nota Estado Precio
Aceite de Comino Negro Virg Bio 1ª P Aceite de Comino Negro Virg Bio 1ª P

Ficha del producto

Mostrar detalles del accesorio

También recomendamos

Cera de Abejas
5,00 € *
*
Precio con IVA incluido

Los clientes que han comprado este producto también han comprado

*
Precio con IVA incluido

Examine también estas categorías: ACEITES, MANTECAS Y CERAS, ACEITES SOLIDOS, PROMOCIONES, INICIO