Jabón fácil de Kiwi y Mandarina

Publicado el por

Jabón fácil de Kiwi y Mandarina

Jabón fácil de Kiwi y Mandarina

Hoy hablaremos de jabones con frutas los cuales son una muy buena opción para aprovechar otros recursos naturales en el jabón. Personalmente ya he probado muchos elementos naturales en el jabón por la simple experiencia de ver la reacción química que produce un alimento y os comento que las frutas son una muy buena opción para conseguir muy buenos jabones con un toque elegante y exótico.

La pregunta que os haréis es - ¿Cómo introducir la fruta en el jabón? (imagino). Para las frutas habrá diversos momentos dependiendo de la textura y la cantidad de agua de esta. Os dejo una lista orientativa para que os guie dependiendo de lo que queráis utilizar.

1 - Frutas frescas con alto contenido de agua:

Utilizaremos zumos naturales (naranja, limón, manzana, melón, ciruela, sandía, etc.) aquellos que podamos exprimir o licuar y que tienen mucha concentración de agua. Los sustituiremos por el agua destilada que habitualmente utilizamos en la misma cantidad con la peculiaridad que antes de colocar la sosa tendremos que congelar el zumo. Luego de la congelación procederemos a disolver la sosa poco a poco. Cuando la dilución esté lista procedemos inmediatamente a hacer el jabón. De esta forma evitamos que la fruta se oxide inmediatamente y podemos hacer el jabón sin que la fruta se oscurezca o cambie de color lo mínimo.  Hay que tener en cuenta que el proceso de diluir la sosa en un zumo no es tan rápido como cuando lo hacemos en agua en estado líquido. Así es que tenemos que ir vertiendo la sosa en poca cantidad y revolver hasta que comience a derretirse el zumo al entrar en contacto la sosa con este. Hay que conseguir la total disolución de la sosa.

2 - Frutas frescas con textura densa y poca agua:

Aquí utilizaremos frutas tales como el plátano, melocotón, aguacate, la nectarina, la manzana o la pera, las cuales pelaremos y trocearemos y los trituraremos en los aceites antes de colocar la sosa.

Cuando utilicemos este tipo de proceso deberemos descontar(restar) el peso de la fruta al peso del agua.  Cuanto colocaremos de fruta no más de un 4% del total de la formula.

3 - Frutas deshidratadas en polvo:

Las frutas deshidratadas son una buena opción para incluir al final del proceso cuando tenemos la traza lista. Estas se pueden hidratar en un poco de agua (que descontaremos del agua destilada antes de colocar la sosa). Cuanto colocaremos de fruta no más de un 3% del total de la formula. Tenemos que tener en cuenta que este tipo de fruta no tiene agua así que utilizaremos menos cantidad.

4 - Frutas en conserva:

Mi consejo es no utilizar este tipo de fruta si la conserva es comercial, ya que los índices de azúcar aumentan para crear los almibares que la conservan. Este tipo de producto tiene un alto nivel de azucares que termina ablandando el jabón.

Por último...

Para tener en cuenta: las frutas no colorean el jabón ni el jabón se asemejará al color de la fruta de forma natural. Toda fruta que se coloque en el jabón perderá su color natural en el momento que entre en contacto con la dilución de la sosa.  Para esto tendremos que ayudar al jabón colocando colorantes apropiados para blanquearlos o colorearlos conforme nuestro gusto.

Las frutas en el jabón no desprenden el aroma natural, así que tendremos que conseguir esos aromas con fragancias o combinaciones aromáticas que se asemejen al aroma natural de la fruta si es ese aroma el que queremos conseguir.

Lo que aportará la fruta al jabón son texturas y cremosidades diferentes las cuales enriquecerán nuestro jabón.

Espero que disfrutéis de la receta y dejar vuestros comentarios y dudas.

 

 

INGREDIENTES PARA EL JABÓN DE KIWI Y MANDARINA

Receta para 1000 grs

 

Aceite de Coco 146 grs

Aceite de Karité (Ecocert) 87 grs

Aceite de Oliva Virgen BIO 399 grs

Kiwi (fruta pelada y cortada en trozos) 40 grs

 

Agua 231,8 grs.

Sosa (hidróxido de sodio): 90,2 grs.

 

Sobreengrasado: 8%

Concentración: 28%

 

Color:

Mica Verde Elwe

 

Aroma:

AAEE Mandarina: 7 grs.

 

PASO A PASO PARA EL JABÓN DE KIWI Y MANDARINA

Medidas de seguridad: Para realizar jabón necesita utilizar ropa de manga larga, guantes, gafas protectoras y mascarilla. Su seguridad es lo primero.

01º - En un recipiente apropiado pesamos el aceite esencial y los reservamos.

02º - En una jarra pesamos el aceite de coco, de karité y oliva y lo reservamos.

03º - Pesamos el agua, y la sosa por separado.

04º - En una jarra procedemos a disolver la sosa: Importante: en este orden, agregamos el hidróxido de sodio sobre el agua y removemos hasta la completa disolución. Dejamos enfriar.

05º - En un recipiente grande incluimos los aceites pesados en el punto 2 y Disolvemos a baño maria o en el microondas

06º - Dejamos que la lejía (agua + hidróxido de sodio) y nuestros aceites se enfríen hasta los 35-40 grados Cº .

07º - En la jarra del aceite introducimos el Kiwi pelado y troceado y procedemos a triturarlo con los aceites

08º - Agregamos la lejía sobre los aceites y la fruta, y comenzamos a batir con cuidado de no salpicar, batiremos hasta alcanzar la traza. (Aspecto natillas ligeras)

08º - Cuando consigamos la traza colocamos el color en este caso la Mica Elwe y batimos a mano para que las partículas de mica no se rompan.

09º - Incorporamos el aceite esencial  

10º - Añadimos nuestro jabón en un molde utilizando la técnica decorativa que más nos guste.

11º - Cuando ya esté el jabón enmoldado y a nuestro gusto, tapamos el molde con un film de cocina y lo cubrimos con unas toallas para que guarde el calor.

12º - Dejamos el jabón en el molde, de 24 a 48 horas.

13º - Cortamos el jabon y lo dejamos curar en un sitio ventilado durante 4 semanas.

Obtendrá un jabón con niveles óptimos de dureza (50), burbujas (50) y persistencia (50), así como una limpieza (53) y un acondicionado (51) equilibrado.

Receta elaborada por: Maria Jimena Ventura Sanso


Solo los usuarios registrados pueden poner comentarios.
Identificarse y añadir comentario Regístrese ahora