Jabón Firuli con aceite de Ricino y manteca de ...

Publicado el por

Jabón Firuli con aceite de Ricino y manteca de Karité

Jabón Firuli con aceite de Ricino y manteca de Karité

Hoy hablamos de entre otros aceites del aceite de ricino, ese aceite denso y pegajoso que nos recuerda a nuestras abuelas y a lo mucho que lo utilizaban en épocas pasadas para curar todo los males de tripa que había conocidos y sin conocer.

Volviendo al tema que nos ocupa el aceite de ricino es obtenido por prensado en frío de sus semillas (Ricinus Communis L.). La estructura de este aceite compuesta en un 90% de ácido ricinoleico en parte alcohol en parte aceite hace que este sea muy utilizado como potenciador de solubilidad y claridad de los productos elaborados, por eso es muy utilizado en jabones transparentes, en geles de baño y en champús.

Otras características importantes es que acelera la saponificación siempre hay que trabajar con él a temperaturas muy bajas tanto de aceite como de lejía. Aporta espuma, pero tiene una persistencia baja tal que hay que trabajar con el asociándolo a otros aceites que lo complementen en este factor. Su nivel limpiador es bastante bueno y deja unos jabones con un óptimo acondicionado. No utilices más de un 5 a 10% de ricino en tus fórmulas ya que el jabón tendrá una dureza muy buena, pero al mojarlo se gastará muy fácilmente. Para terminar si te decides a utilizar aceite de ricino en tus jabones los mismos serán muy emolientes e hidratantes.

A continuación, te dejo unos consejos para poder trabajar con el aceite de ricino, si has escuchado o leído (como yo) que el aceite de ricino acelera la traza, si es verdad, pero todo tiene su medida y todo requiere experiencia. Si te lanzas a hacer 5 kilos de jabón sin haber utilizado nunca el aceite de ricino, seguro tendrás un tropiezo, igual que si utilizaras otro. No te dejes llevar por los comentarios. Formula y si actúa y práctica.

 

Consejos para utilizar aceite de ricino en los jabones

- Trabaja a baja temperatura.

- Combínalo con otros aceites que aporten persistencia

- No abuses solo utiliza de un 5% a un 10%.

- Utiliza una concentración baja,

- En los aromas utiliza aceites esenciales que tiendan a licuar la traza (cítricos, herbales, etc.)

- Haz una cantidad de jabón racional.

- Increméntalo poco a poco en tus formulaciones.

 

 

INGREDIENTES PARA EL JABÓN DE RICINO Y MANTECA DE KARITÉ

 

Receta para 1000 grs

 

- Aceite de Oliva virgen: 208 grs.

- Aceite de Arroz: 76 grs.

- Aceite de Ricino: 64 grs.

- Manteca de Karité: 81 grs.

- Aceite de Coco: 85 grs.

- Aceite de Palma Bio: 167 grs.

 

- Agua 229,3 grs.

- Sosa (hidróxido de sodio): 89,2 grs.

 

Sobreengrasado: 8%

Concentración: 28%

 

Color:

Aroma:

PASO A PASO PARA EL JABÓN DE RICINO Y MANTECA DE KARITÉ

  • 01º - En un recipiente apropiado pesamos los aceites esenciales, los mezclamos y los reservamos.
  • 02º - En una jarra pesamos el aceite de oliva, el aceite de arroz, el aceite de ricino y lo reservamos.
  • 03º - En otra jarra pesamos el aceite de coco, el aceite de palma bio y la manteca de Karité, y reservamos.
  • 03º - Pesamos el agua, y la sosa por separado.
  • 04º - Procedemos a disolver la sosa: Importante: en este orden, agregamos el hidróxido de sodio sobre el agua y removemos hasta la completa disolución. Dejamos enfriar.
  • 05º - En un recipiente grande incluimos los aceites pesados en el punto 2 (oliva, arroz y ricino)
  • 06º - Disolvemos a baño maria o en el microondas los aceites pesados en el punto 3 (coco, palma y manteca de karité)
  • 07º - Agregamos los aceites derretidos en el punto 6º en el recipiente grande donde incluimos el aceite de oliva, el aceite de arroz y el aceite de ricino
  • 08º - Dejamos que la lejía (agua + hidróxido de sodio) y nuestros aceites se enfríen hasta los 35-40 grados Cº .
  • 09º - Agregamos la lejía sobre los aceites y comenzamos a batir con cuidado de no salpicar, batiremos hasta alcanzar la traza. (Aspecto natillas ligeras)
  • 10º - Cuando consigamos la traza separamos el jabón en varias jarras para colorear el jabón en diferentes colores, en este caso 3
  • 11º - Agregamos a cada jarra el color deseado (en este caso son micas) y removemos bien hasta que se disuelva completamente el colorante. Si queremos un tono más oscuro agregamos más cantidad de mica.
  • 12º - Repartimos nuestra mezcla de aceites esenciales, añadiendo más o menos la misma cantidad en cada jarra y removemos bien.
  • 13º - Añadimos nuestro jabón en un molde utilizando la técnica decorativa que más nos guste.
  • 14º - Cuando ya esté el jabón enmoldado y a nuestro gusto, tapamos el molde con un film de cocina y lo cubrimos con unas toallas para que guarde el calor.
  • 15º - Dejamos el jabón en el molde, de 24 a 48 horas.
  • 16º - Cortamos el jabon y lo dejamos curar en un sitio ventilado durante 4 semanas.
  • Y listo¡¡¡ ya puedes disfrutar del jabón de ricino y manteca de karité

Receta elaborada por: Maria Jimena Ventura Sanso


Solo los usuarios registrados pueden poner comentarios.
Identificarse y añadir comentario Regístrese ahora